ENTREVISTA SOBRE ARTE CORREO Contexto Latinoamérica

Obra del artista Clemente Padin para la muestra Arte en Movimiento. Italia 2012

Clemente Padin. Poeta uruguayo. Nació en 1939. Artista gráfico, performer, videista, networker, multimedia. .Licenciado en Letras Hispánicas (Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República. Director de las revistas : Los Huevos de Plata (1965-1969), Ovum 10 (1969-1975). Autor de dieciocho libros publicados en diversos países. Ha realizado 189 exposiciones colectivas y participado en más de mil, de arte postal, en casi todos los países del mundo a partir de 1969.

Clemente Padin es un artista participante de nuestra convocatoria de arte correo ARTE EN MOVIMIENTO.

entrevista realizada por de TULIO RESTREPO a CLEMENTE PADIN para http://revista.escaner.cl/node/1206 2009.

.

TR.- ¿Cuándo inició su trabajo como Artista Correo?

CP.- Mis tempranas experiencias en arte correo datan de 1967 cuando con mis amigos y colegas latinoamericanos Edgardo Antonio Vigo, Guillermo Deisler y Dámaso Ogaz comenzamos a intercambiar nuestras revistas y obras: Diagonal Cero, Hexágono 70, Ediciones Mimbre, La Pata de Palo, OVUM 10 y Los Huevos del Plata. En 2009 se cumplirán los 40 años de la edición de mis 5 Poemas Visuales a cargo de la revista uruguaya OVUM 10, nro. 10, Setiembre 1969, dando inicio, oficialmente, a mis actividades en esta rama del arte. También aparecía en una de las primeras listas de artistas correo, el International Image Exchange Directory (Acon  Books, Vancouver, 1972) y participé en la mítica exposición Omaha Flow Systems, Omaha, Nebraska, USA, también en 1972. En 1974, en plena la dictadura militar, organicé la primer exposición documentada de arte correo en Latinoamérica, el Festival de la Postal Creativa en la Galería U de Montevideo y editaba la segunda época de OVUM.

 

 

TR.- ¿Quién lo inspiró o como conoció el Arte Correo?

CP.- Conocí el arte correo a través del intercambio de mis publicaciones con otras del exterior, sobre todo de los Estados Unidos y de Francia. Dentro de las causas que generan el arte correo se cuenta la imposibilidad de los artistas por acceder a medios o estructuras de comunicación de masas debido a la extrema monopolización y a la ausencia de la retroalimentación o respuesta que exponen los medios. Dicha situación ha hecho proliferar medios de comunicación alternativos entre los que se cuentan, aparte del arte correo, el videoarte, el arte de propuestas, las acciones callejeras, el arte urbano, performances, etc. También, claro está, las características intrínsecas de la actividad artística de vanguardia: la imprevisibilidad de la información estética, la sustitución de modelos de combinación de signos ya conocidos por otros inéditos, reubicando los mismos signos en nuevas estructuras y procesos de comunicación que frenen la entropía propia de los lenguajes fosilizados, favoreciendo nuevas relaciones y nuevos conocimientos de la realidad.

 

 

TR.- ¿Cuántos proyectos, exposiciones o eventos ha realizado sobre Arte Correo?

CP.- 1974: Festival de la Postal Creativa, Galería U, Montevideo.

1983: Exposición Internacional de Arte Correo, AEBU, Montevideo.

1984: Mailart aus Lateinamerika, DaadGalerie, Berlín, Alemania.

1985: Por los Derechos del Trabajador, Galería del Notariado, Montevideo.

1985: Por los Derechos del Trabajador, XII Festival Mundial de la Juventud, Moscú, URSS.

1985: Contra el Bloqueo a Nicaragua, AEBU, Montevideo.

1985: El Derecho a Nacer, Casa del Escritor, Antofagasta, Chile.

1986: Chile Vencerá, El Galpón, Montevideo.

1986: No al Fondo Monetario Internacional, Explanada de la Universidad y local de FUECI, Montevideo.

1986: No al Apartheid, Salvar a Mandela, Subte Municipal y Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo.

1986: El Arte Correo en la República Democrática Alemana, Biblioteca Nacional, Montevideo.

1986: Nicaragua, Patria o Muerte, en las calles, 1ro. de Mayo, Montevideo.

1887: Solidaridad, Sala Francisco Espínola, Montevideo.

1987: No al Fondo Monetario Internacional, Univ. de Campinas, SP, Brasil.

1988: Asociación Uruguaya de Arte Correo, A.C.J., Montevideo.

1988: Ro Jhacjhú Paraguay, 3ra. Bienal de La habana, Cuba.

1989: Muévete Panamá, A.C.J., Montevideo.

1990: Africa: Liberación o Dependencia, Centro de Cultura Africana, Montevideo.

1991: No más Excusas, Inst. Nacional del Libro, Montevideo.

1992: No al Bloqueo a Cuba, Galería Correo Viejo, Montevideo.

1995: Centenario José Martí, AEBU, Montevideo e Interior.

1996: In Memoriam, Guillermo Deisler, Fac. de Artes, Santiago, Chile.

1998: Chiapas: La Primer Revolución Social del III Milenio, AEBU, Montevideo.

1999: Chiapas: La Primer Revolución Social del III Milenio, Assoc. Calabrese, Montevideo y en Col-lectiu de Solidaritat, Barcelona, España.

2000: Gran Desfile de Arte Correo, 7ma. Bienal de La Habana, Cuba.

2007: La Unidad Latinoamericana a los Ojos del Mundo, Centro Cultural Lapido, Montevideo (conjuntamente con el artista Eduardo Acosta Bentos).

A estas exposiciones habría que agregar las que ayudé a organizar en el seno de AU+MA (Acción Urgente Mail Art).

 

 

TR.- ¿Qué tipo de técnicas y/o medios ha empleado en la creación o comunicación de obras sobre Arte Correo?

CP.- Me he valido de todas las posibilidades expresivas posibles en cuanto a materiales y formatos, desde el libro-objeto a la postal, desde el sello de correo apócrifo (artistamp) al sobre creativo, desde el sello de goma a los objeto-poemas, etc. También encaré las posibilidades combinatorias que me permite el correo, cadenas de corresponsales, vueltas al mundo, pass and send back, el ruido en la dirección del remitente y/o corresponsal, etc. Asimismo he editado revistas de arte correo: PARTICIPACION, nro. 1 (Junio, 1984) al nro. 10 (Octubre, 1986) y CORREO DEL SUR – SOUTHERN POST, nro. 1 (Enero, 2000) al nro. 4 (Junio, 2003).

 

TR.- ¿Usualmente cual es el medio y/o canal que utiliza para enviar obras (correo postal, e-mail, entre otros..)?

CP.- Siempre he utilizado los servicios oficiales de correo. Cuando ingresamos a la era digital me valí del correo electrónico sin dejar de lado la expedición de obras por el sistema clásico, el cual, sin duda, prefiero.

 

TR.- ¿Cuántas horas a la semana, o tiempo invierte sobre proyectos de Arte Correo?

CP.-Varía según los requerimientos. Depende de las convocatorias sin responder y de las entrevistas que me solicitan.

 

 

TR.- ¿Cuántas exposiciones o convocatorias sobre Arte Correo ha realizado y que temas ha empleado?

CP.- Imposible contarlas. Llevo un registro desde 1973 y suman más de 2.200 exposiciones de arte correo en todo el mundo en las que he participado aunque no poseo documentación de todas.

TR.- ¿Para usted que significa o simboliza el Arte Correo?

CP.- Para mí, lo más importante es que, con el arte correo, el artista asume todas las consecuencias de su actividad, es decir, mantiene bajo su control todo el proceso creativo, desde que realiza la obra, el envío y la segura llegada al destinatario (gracias al correo), es decir, la autogestión. Y, luego, la posibilidad de establecer lazos comunicativos genuinos, no mediados por los medios y por ninguna otra consideración como ser la excentricidad, el poder, el dinero, la fama, etc. Sus obvias limitaciones, debidas al canal que determina el tamaño, peso, alcance y/o demora en la recepción, el costo, etc., y a la precariedad de los diversos canales de los que se vale, el servicio postal, el telefax, la telemática y, hoy día, el correo electrónico e internet, no han impedido que se constituyeran vastas redes de “comunicadores a distancia”, como solía llamarlos Vigo, y que aún perviven pese a la notoria desgaste del tiempo. También hay que agregar las reglas tácitas que regulan el intercambio con sus marcas anti-consumista y anti-comercial (“money and mail art don´t mix”, “el dinero y el arte correo no se mezclan”). Se trata de mantener al arte en el área del uso, en su irrestricta función social y no en el área del cambio, lo que inmediatamente lo volcaría al mercado y a la búsqueda de ganancias o lucro en función mercantil. Lo mismo ocurrió con otras formas artísticas alternativas anti-sistema como el video, la performance, el cine underground, losgraffitis, los fanzines, el arte callejero, etc

 

 

TR.- ¿Cómo ha sido el impacto y trascendencia del Arte Correo en la cultura Latinoamericana?

CP.- Depende del punto de vista. Desde el punto de vista del arte del sistema u oficial diría que nulo. Apenas si en los últimos años ha sido posible producir algunas exposiciones en institutos oficiales sobre todo vinculados al medio postal: las propias Centrales de Correo, los institutos de comunicación, agrupaciones filatélicas, las escuelas de arte, etc. También desde el punto de vista político algunas instituciones partidarias y/o Comités de ayuda o de Apoyo a países en algún tipo de situación particular (incluso iglesias) han apoyado iniciativas de exposiciones de arte correo tratando de llevar agua para sus molinos. Desde el punto de vista comercial se aprecia cómo algunas Galerías, valiéndose del aura de disconformidad y rebelión del arte correo de cara al sistema imperante y preocupadas por lograr prontamente la notoriedad necesaria que les permitiera competir competentemente con sus rivales en el mercado, han organizado exposiciones de arte correo. Hoy día, el arte correo cobra interés histórico para algunas redes de investigadores en razón de que muchas de sus obras se enmarcan en el conceptualismo latinoamericano.

 

 

TR.- ¿En su opinión cuáles son los principales exponentes del Arte Correo en Latinoamérica por generaciones?

CP.- De la primera generación se destacan Pedro Lyra, Joaquim Branco,  U. Lisboa, Paulo Bruscky, Samaral, Julio Plaza, Daniel Santiago, Luis M. Andrade, Leonhard Frank Duch y Odair Magallanes (Brasil); los argentinos Edgardo Antonio Vigo, Horacio Zabala. Carlos Ginzburg, León Ferrari, Graciela Gutiérrez  Marx, Juan Carlos Romero, Luis Iurcovich, Luis Catriel y Luis Pazos; en Chile Guillermo Deisler y Gregorio Berchenko; en Colombia Jonier Marín; en Venezuela Diego Barboza y Dámaso Ogaz; en el Uruguay, Haroldo González, Luis Camnitzer, Jorge Caraballo y Clemente Padín y, finalmente, en México, Santiago, Mathías Goeritz, Felipe Ehrenberg y Pedro Friederick. La generación de los 80s estuvo integrada por Verónica  y Jorge Orta, Hilda Paz, Claudia del Río, Susana Lombardo, Gabriela Hermida, Liliana Grinberg, Patricia Muñoz, Alfredo Mauderli y Tana Vigo (Argentina); Pedro Juan Gutiérrez (Cuba); Manuel Montilla y Ruben Contreras (Panamá); Osmar Santos, Antonio Ladra, Nicteroi Argañaraz, Raúl de Paula, Jorge de Agosto, Eduardo Acosta Bentos y Ruben Tani (Uruguay); Carlos Sangiovanni (República Dominicana); Elías Adarme Puerto Rico); Falves Silva, Hugo Pontes,  Franklin Capistrano, Lenir de Miranda, Dante Velloni, Luis, Gilbertto Prado, Helio Lete, Roberto Keppler, Alexandre Nobrega, Tarcisio Silva, Avelino de Araujo, Teresinka Pereira, Lucio Kume y Hudinilson Jr. (Brasil); César Espinosa, Mauricio Guerrero, Gerardo Yépiz, Manuel Marín, Magali Lara, Leticia Ocharán, Luis Arteaga, Aarón Flores, Humberto Jiménez, Arturo Kemchs, Dave Zack (México); Eduardo Díaz Espinosa, Carlos Montes de Oca, Juan Heinsohn, César Olhagaray, Eugenio Dittborn, Osvaldo Silva Casterón, Kata Núñez, Juan Castillo, Manuel Escobar, Jorge Lloret y Humberto Nilo (Chile); Tulio Restrepo (Colombia); Jesús Romeo Galdámez (San Salvador) y Aquiles Ortiz y Carlos Zerpa (Venezuela). A partir del nuevo milenio la participación de los artistas correo latinoamericanos es multitudinaria y apenas si he podido documentar su actuación: Juan Ángel Italiano, Lautaro Salgado y Raquel Orzuj (Uruguay); Silvio de Gracia, Alejandro Thornton, Silvia Lissa, Jorge Garnica, Mario Gemin y Gabriela Alonso (Argentina); José Roberto Sechi, Maynand Sobral, Jorge Grimm, Paulo Macedonio, Dorian Ribas Marinho, Sergio Monteiro de Almeida y Constanza Lucas (Brasil); Daniela Lewin (Chile); Alexis Bracho, Aquiles Ortiz, Franklin Fernández y Keyla Holmquist (Venezuela); Alexis Abreu Barizonte y Raydel Araoz (Cuba); etc. Cuando se hacen recuentos como el que he hecho resulta imposible no olvidar a unos e incluir a otros que han participado ocasionalmente por lo que recomiendo tomarlos con pinzas.

 

 

TR.- ¿En qué tipo de contexto sociopolítico ha practicado el Arte Correo?

CP.- Durante el lapso de las dictaduras latinoamericanas (1972-1985 aprox.) los artistas correo se volcaron totalmente a la denuncia de la situación mediante la difusión masiva de sellos de correo apócrifos- que los artistas postales del resto del mundo en actitud solidaria pegaban en sus sobres y postales- y otros artilugios propios de este medio como ser sellos de goma, cadenas de intercambios, propuestas, etc. Precisamente por la utilización de estos mecanismos algunos de sus representantes hubieron que pagar un duro precio en aras de la redemocratización de sus países y, junto a vastísimos sectores de la población, debieron optar por la clandestinidad o el exilio en razón de la sangrienta represión con su secuela de torturados, encarcelados, desaparecidos o muertos. Así se asiste a la clausura de la “II Esposiçao Internacional de Arte Correo” organizada por Paulo Bruscky y Daniel Santiago en Recife, 1976, por los militares brasileños; al destierro del artista correo Guillermo Deisler a partir del golpe de Pinochet y la ITT contra Allende; a la desaparición de Palomo Vigo, hijo del artista correo argentino Edgardo A. Vigo; a la tortura y encarcelamiento por largos años de los artistas correo uruguayos Jorge Caraballo y de quien esto escribe; a la persecución, encarcelamiento y destierro del artista correo salvadoreño Jesús Romeo Galdámez; a la suspensión de los derechos civiles de Andrés Díaz Espinoza, hijo del artista correo Eduardo Díaz Espinoza, relegado a más de 3.000 kms. de su hogar y otros casos.

TR.- ¿Cuál es el impacto del contexto sociopolítico en las obras de los artistas Correo Latinoamericanos?

CP.- Aquí valen las palabras del prólogo del Festival de la Postal Creativa:

 

 

TR.- ¿Qué opinión tiene usted de la emergencia del Arte correo desde lo análogo (red de arte postal) hacia lo digital (ciberespacio, cibercultura, TIC: Tecnologías de la Información y de la comunicación)?

CP.- Hablando de redes lo correcto es hablar sobre su radio de acción. Se puede hablar teóricamente del Networking(a la manera de  Robert Filliou)  pero, en la práctica, lo que funcionó fue la red local y en muchos casos, la red regional. La red mundial se hace notar en las convocatorias a exposiciones de arte correo ecuménicas o en eventos puntuales como el Congreso Descentralizado. En relación a Latinoamérica habría que tener en cuenta la fundación de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Artistas Correo en Rosario, Argentina, en 1984, en el marco de la Exposición Internacional de Arte Correo organizada por Jorge Orta. Se destaca, dentro de las actividades de la novel asociación, la campaña mundial en torno a la libertad de Andrés Díaz, las declaraciones en torno a la soberanía de Nicaragua y al cese de torturas y asesinatos en Chile, asimismo el inicio de una campaña de recolección de firmas reclamando la libertad de Nelson Mandela, el líder anti – apartheid sudafricano entonces encarcelado. Después la propuesta para una Federación Mundial de Artistas Correo elevada por la Asociación Uruguaya de Artistas Correo al Congreso Descentralizado de Arte Correo, organizado por lo artistas correo Gunther Ruch y H.R. Fricker en Suiza (1985-86). Asimismo fueron múltiples las revistas y publicaciones aplicadas a la difusión del arte correo que contribuyeron a la integración de los artistas correo latinoamericanos, entre otras Diagonal Cero, Hexágono 70, Nuestro Libro Internacional de Sellos y Matasellos, Hoje-Hoja-Hoy, Proyecto Vórtice, Acido en Argentina; Buzón de Arte, c(art)a, Cisoria Arte, La Pata de Palo y Arte(f)actos en Venezuela; Multipostais, Projeto, Totem, Virgula, A Margen, Contracorriente,  Corpo Extranho,  Karimbada, Wellcomet Boletim, O Feto, Cataguases, ComunicARTE, Pense Aquí en Brasil; Colectivo 3, Postextual, Post Arte y Março en México; Ediciones Mimbre y Cero en Chile y Ovum 10, Integración, Participación, O Dos y Correo del Sur en Uruguay. A ello hay que sumarle la actividad de loswebsites, los espacios virtuales aplicados al arte correo que comenzaron a aparecer en la década de los 90s., acompasando el desarrollo tecnológico, difundiendo convocatorias de arte correo y, sobre todo, instancias de Net Art en su vertiente interactiva.

 

 

A comienzos del nuevo milenio se destaca la aparición del los blogs y espacios de Internet aplicados al arte correo como Facebook y otros. Otro caso de interés es la conformación de redes globales ocasionales aplicadas a temas específicos como AUMA (Acción Urgente Mail Art) que nació en 1998 para juntar firmas para reclamar que las autoridades inglesas, que acababan de detener al dictador chileno Augusto Pinochet, le declararan “no inmune” y, así, pudiera ser juzgado por sus crímenes de lesa humanidad. Dado el apreciable nivel de convocatoria del arte correo algunos de sus miembros deciden unirse para continuar  con estas “acciones urgentes”. Así, de acuerdo a su primaria declaración, se trató de la “Intervención de mailartistas unidos ante una causa suficientemente significativa y urgente en cuestiones humanitarias, sociales y ecológicas, proponiendo iniciativas y apoyando las de otros”. El colectivo se integró con: Carla Sala, Cesar Reglero, José Emilio Antón Pecharromán, Montse Fornos, Tartarugo, de España; Elias Adasme de Puerto Rico; Fernando García Delgado de Argentina; Hans Braumüller de Alemania y Humberto Nilo de Chile y quien esto escribe. Así se fueron sucediendo los proyectos: Por la Libertad en la Enseñanza de las Artes que se convocó en 1998, reclamando la restitución del Prof. Humberto Nilo a su cargo de Director de la Facultad de Bellas Artes de Santiago de Chile, de la cual había sido despojado por manejos corruptos de la dirigencia universitaria pinochetista. La muestra fue expuesta primero en la Escola d’Art i Disseny en Tarragona, España, en marzo, 1999. Posteriormente fue dividida y expuesta en Barcelona, España; Montevideo, Uruguay; Buenos Aires, Argentina; San Juan de Puerto Rico y, culmina su itinerario en Santiago de Chile, en 2000. La segunda “acción urgente” se realizó en relación al conflicto en Yugoslavia y Kosovo: “Stop Bombing Yugoslavia, Peace in Kosovo”. Con el apoyo de Amnistía Internacional, se realizó una acción sobre el tema de la pena de muerte, aún vigente en muchos países. La cuarta acción postal fue la “Postales por Vieques”, una pequeña isla poblada de Puerto Rico usada por los EEUU como campo de prueba de armas. Y, finalmente en 2002 el Colectivo AU+MA presentó en el Campamento Justicia y Paz de Vieques, una exposición de arte correo “Arte Internacional solidario con Vieques” y que incluye “Postales por Vieques”, “No a la intervención militar en Vieques y Tarragona”, “Tarragona, Patrimoni de la Pau” y “Solidaridad con Rober Rabín y los desobedientes civiles de Vieques”. Finalmente otro proyecto de AUMA fue la convocatoria “Identidad y Globalización”, organizada para la VII Bienal de Cuenca, Ecuador.

 

 

TR.- ¿Cuáles son los aspectos negativos y positivos que el ciberespacio le ha brindado al Arte Correo y a sus representantes?

CP.- En primer lugar la rapidez de los ya existentes mecanismos de comunicación: desde la semana a quince días de demora del correo a la instantaneidad del correo electrónico. Eso dinamizó el envío de las convocatorias: antes debíamos esperar como mínimo hasta 3 meses entre la convocatoria y la fecha límite de arribo de obras, ahora apenas un mes (o días si la exposición es on line). También favoreció el ingreso de muchos artistas al networking, sobre todo jóvenes, atraídos por la novedad del nuevo soporte expresivo y por las características ínsitas que le alejan del arte comercial. Como contrapartida favoreció la participación de oportunistas que vieron el enorme caudal de promoción que les podría aportar el ejercicio del arte correo. Y no sólo de artistas sino de Galerías y de todo tipo de empresas que en razón de la notoriedad y prestigio del arte correo intentaron hacer su Febrero en Invierno. Eso llevó al arte correo a la banalización y completa el desgaste de los 40 años previos de vigencia.

 

TR.- ¿Cómo visualiza el Arte Correo dentro de la cibercultura?

CP.- El arte en la Red o de la Cibercultura de hoy día no es casual y se origina, ciertamente, en el arte correo. ¿Cuáles han sido los objetivos del arte correo desde sus inicios en las primeras experiencias de Ray Johnson de mediados de los 60s, sino la comunicación y la interacción? Ray enviaba obras inconclusas a sus amigos para que las terminasen (add & send back). Nacido del aquel original proyecto, hoy día el arte correo, conserva a duras penas su fuerza y su ímpetu pese a los cambios provocados por los adelantos tecnológicos y la previsible absorción del mercado. Es cierto que tantos años de vigencia han debilitado aquel primigenio impulso de disrupción y remoción de valores y hoy se asiste a una paulatina institucionalización, absorción y banalización, por parte del stablisment, de los principios que consagraban a la comunicación como única gestora de nuestro arte, por encima de las volubles y antojadizas modas artísticas, las más de las veces impuestas por el mercado del arte. La descentralización del arte es un fenómeno implícito en el arte correo porque no se trata de una corriente de expresión artística específica centralizada en un “ismo” (como el surrealismo o el abstraccionismo, etc.) sino de una forma artística que admite cualquier medio o soporte y cualquier corriente estética conocida y por conocer.

 

 

TR.- ¿Qué opinión tiene acerca de la comunidad virtual del Arte Correo?

CP.- Hoy día, de cara al nuevo milenio, muchos críticos se asombran del carácter multitudinario e interactivo del arte que se genera en la Red o Net o del arte que está promoviendo el Internet, sin saber que esas redes y esas características ya existían desde fines de los 60s., en el trabajo artístico de aquellos pioneros que vieron en el arte correo el medio por el cual difundir sus ideales de entendimiento y comprensión entre todos en un clima de respeto y comunicación plena. ¿Quién no recuerda aquellos librillos o postales que nos llegaban con la solicitud de que le adicionáramos algo y lo hiciéramos pasar a otros artistas en la red o aquellas postales a las cuales debíamos hacer dar la vuelta al mundo a través del correo conservando los sellos postales y los matasellos? ¿O las hojas incompletas de sellos de correo apócrifas que debíamos completar? ¿O las denuncias contra el atropello de los derechos humanos y contra la arbitrariedad de las dictaduras?  ¿Y las exposiciones en pro de la libertad de presos políticos o por el derecho a la soberanía avasallada de los pueblos latinoamericanos, etc.? Precisamente la interactividad y la comunicación son los fundamentos que sostuvieron y sostienen las redes del arte correo en todo el mundo. Y esas características básicas se han trasmitido al Networking y a la Cybercultura y son el pan y la sal de las nuevas comunidades generadas en la cultura digital.

 

TR.- ¿Cómo se han transformado las expresiones y mensajes de los artistas correo en la migración del uso del sistema de correo postal al uso del ciberespacio?

CP.- Aquí es donde más se nota el desfasaje y la pérdida de objetivos, puesto que lo que se difunde en lacibercultura son formas expresivas perimidas que sólo tienen sentido si se las usaran en los servicios postales. Es decir, se difunden sellos de correo apócrifos, sellos de goma, postales y sobres, etc. que pertenecen a la cultura del arte correo y no hay una utilización creativa del nuevo medio que ofrece la cultura digital. Es decir, hay un uso asistencial del nuevo medio, la multimedia queda afuera. Algo así como cuando la función visual redundaba y asistía a la función semántica del lenguaje en los poemas de figura o carmina figurata. Habrá que esperar al Mallarmé del nuevo milenio para lograr que las nuevas formas expresivas digitales se sumen indisolublemente al nivel del significado creando nuevos espacios a la comunicación del futuro.

 

 

TR.- ¿Cuáles son las características diferenciadoras del Arte Correo respecto a otras manifestaciones artísticas que operan en el ciberespacio?

CP.- Sin duda, sigue siendo la vigencia de la comunicación irrestricta. Basta observar los contenidos de los blogs de artistas correo o las wegsites. También espacios de la Cybercultura como los generados por Facebook u otras formas de organizaciones de artistas. Pese a todo el carácter global o totalizador del arte correo se conserva incólume (aunque se perciba mejor a nivel regional). Mucho antes que el sociólogo francés, Pierre Bourdieu, preconizara en 1992, la creación de una “internacional de los intelectuales” para enfrentar las nefastas consecuencias de la globalización con la unión de todos los intelectuales y artistas del mundo para luchar contra la ofensiva de las transnacionales de la cultura ya, el networking o la red de artistas de comunicación a distancia o arte correo, había levantado las bases de un verdadero arte de la comunicación, en donde quedaban de lado las consideraciones mercantiles y que, hoy día, fructifica mal que bien en la interacción artística que están desarrollando las artes digitales a través de internet. En tanto la globalización que promovió el sistema económico prevaleciente intenta llevar a todos los pueblos del mundo al consumo sistemático y conspicuo de sus productos con la consiguiente crisis económica que hoy, en 2009, atenaza a todos, la “globalización” que impulsa el arte correo busca el establecimiento de vínculos comunicacionales con todos pretendiendo (¿utópicamente?) la unidad de todos los pueblos en un diálogo digno y permanente.

 

 

TR.- ¿Qué temáticas o conceptos trabaja dentro del Arte Correo? (Actualmente o retrospectivamente)

CP.- Aun padecemos la confusión o falsa dicotomía entre el arte y la comunicación. El producto artístico es, ante todo, un producto de comunicación y por lo tanto parte indisoluble de la producción social. Por otra parte, al igual que el resto de los productos que el hombre crea, se constituyen en auxiliar de esa misma producción (al favorecer o dificultar sus procesos). En algunos contextos prevalecerá su índole “artística” (museos, galerías, cátedras, etc.), en otros prevalecerá su índole de instrumento de comunicación. Pero, ambas facetas son inseparables. En esta forma particular de arte (ya que es una forma simbólica de expresar nuestra realidad) en la cual prevalece el valor de uso por sobre el meramente mercantil o de cambio, predominan los componentes de relación o fácticos que predisponen al acto comunicativo. He ahí, tal vez, las razones de su permanencia como corriente de expresión artística: no se produce para el mercado del arte, por lo cual no se vende ni hay jurados que seleccionen las obras, ni límites en relación a las técnicas empleadas ni en relación a las corrientes de expresión ideológica o estética, no devolución, etc. Tampoco interesa el género artístico, ya sea literario, plástico, musical, incluso la propia presencia del artista-correo puede ser considerada como acto comunicativo (como en Turism Art, derivado del arte correo), etc. Por último, tampoco hay categorías ni élites, ni encumbrados ni principiantes, ni líderes ni sumisos, ni obligaciones de ninguna naturaleza. Se puede ingresar y salir de las redes de comunicación sin ningún problema. Sin embargo, fruto de la progresiva mercantilización del arte correo ya están comenzado a aparecer grupos de artistas-correo que, con el pretexto de conservar y mejorar los niveles estéticos y de asegurar la edición de buenos catálogos, están organizando exposiciones por invitación financiadas por Galerías e Instituciones aplicadas al mercado del arte.

 

 

TR.- ¿Cómo visualiza el futuro del Arte Correo?

CP.- No cabe duda que los largos años de vigencia del arte correo han desgastado aquella inicial disruptividad cuando puso en entredicho al resto de las disciplinas artísticas, obligándolas a recomponer sus estructuras a la luz de su propuesta controversial, Hoy día, ya muy avanzado su proceso de institucionalización, aceptado en las Bienales, objeto de estudios académicos, recluido en libros y antologías, desmenuzado en departamentos universitarios, vedette obligada en toda revista de arte que se precie, está a punto de ser integrado socialmente para legitimar el estatus social vigente, para consolidarlo y perpetuarlo: la típica operación de absorción y recuperación de un cuerpo extraño en la estructura cultural de una sociedad. Sin embargo, “cada época tiene su propio lenguaje” y las generaciones emergentes haciendo pié en la lectura crítica del arte correo y en la aplicación de los nuevos medios que los tiempos ponen en sus manos sabrán reciclar creativamente este fenómeno artístico internacional que no conoce fronteras, ni imposiciones del tipo que sea.

+info:
Clemente Padin – http://clementepadin.blogspot.it/
Tulio Restrepo
e-mail: tulio.restrepo@une.net.co
Web: http://www.zonapostal.info
blog: http://www.zonapostal.info/blog
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s